sábado, 29 de septiembre de 2012

Diez muertos por las fuertes lluvias en el sureste, entre ellas una niña


Fuente: EFE
El temporal que descargó ayer en Andalucía y Murcia ha dejado ya diez víctimas mortales, cinco en cada una de las dos comunidades, y dos desaparecidos más en poblaciones de Málaga y Almería, además de cientos de familias desalojadas de sus viviendas.

Los servicios de rescate se centran ahora en la búsqueda de los dos desaparecidos, un hombre en la comarca del valle de Guadalhorce en Álora (Málaga) y una mujer de la zona de Puebla Laguna en Vera (Almería).

Las intensas lluvias han provocado la pérdida de miles de hectáreas de cultivos y la muerte de cientos de animales, así como numerosos daños en infraestructuras de comunicación del sureste peninsular. Cortes en el tráfico ferroviario de la línea del AVE entre Albacete y Valencia por acumulación de agua en el túnel de Torrent, y de un tramo de la línea convencional en Málaga.

Asimismo, se ha producido el corte del tráfico desde ayer en la autopista A-7, a su paso por Huércal-Overa, que quedó restablecido a mediodía de hoy, y en la AP-7, en Vera (Almería), por la caída de un puente.

Un tornado afectó anoche a la localidad valenciana de Gandía y destrozó las atracciones del recinto ferial y derribó parte de la noria, lo que provocó 35 heridos.

Desde Vitoria, donde participaba en un acto preelectoral, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que pedirá ayuda a la Unión Europea para tratar de "paliar" los daños generados por lasinundaciones, ha transmitido su solidaridad a las familias de los fallecidos en este "hecho dramático" y ha asegurado que cuentan con todo el "apoyo y cariño" del Gobierno.

Las ministras de Fomento, Ana Pastor, y de Empleo, Fátima Báñez, visitan hoy las zonas más afectadas por las inundaciones.
Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) localizaron esta mañana junto a un pantano de la localidad de El Esparragal, en Puerto Lumbreras (Murcia), el cuerpo de la décima víctima mortal, un hombre que podría ser el abuelo de la niña de 9 años fallecida ayer por las riadas.

En Murcia han muerto otras tres personas, una mujer encontrada en la diputación lorquina de La Torrecilla, un hombre de 65 que perdió la vida en la rambla de Puerto Lumbreras, y otro hombre que murió en la pedanía de Sangonera La Verde.

También la provincia de Málaga ha sufrido las peores consecuencias del temporal, con la muerte de un vecino de la localidad de Archidona hallado por su propio hijo en el cauce del río Marín, y de una mujer de Álora que se encontraba cerca del río Guadalhorce cuando se desbordó.
Otras tres personas han perdido la vida en Almería, una pareja que fue hallada ayer sin vida por la Guardia Civil en un vehículo en la rambla de Guazamara de Cuevas de Almanzora, que eran vecinos de Águilas (Murcia), y un ciudadano belga, de 80 años, que al parecer padecía una cardiopatía y falleció cuando era trasladado en helicóptero al hospital desde Vera.

La lluvia alcanzó tal intensidad en el sureste peninsular que en el municipio murciano de Puerto Lumbreras se midieron 212,4 litros por metro cuadrado entre la medianoche y las 19 horas de ayer.
Alerta roja en tres provincias
La alerta roja ha estado activa en Málaga, Granada y Almería, donde se han hecho más densas las lluvias a medida que avanzaba el día y donde antes de las 18.00 horas había pasado a naranja.

El ayuntamiento murciano de Lorca ha ordenado el desalojo de todos los vecinos de dos calles situadas en el casco urbano de la ciudad y donde las viviendas son, en su mayoría, en planta baja, ante la fuerza del episodio de lluvias que se registra en las últimas horas.

El Gobierno de Murcia ha activado el nivel 2 del Plan de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones y ha solicitado la presencia de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ha desplazado a un centenar de militares desde Valencia. Lorca y Puerto Lumbreras, pertenecientes a la comarca del Guadalentín, son los municipios más afectados por las lluvias.

El Plan de Acción 2011-2015 de Cruz Roja Española consta de 6 líneas estratégicas. Las tres primeras marcan los objetivos de la organización para este periodo, y las otras tres, la forma en la que van a ser llevados a cabo: 

1.- Salvar vidas y apoyar la recuperación después de la crisis y los desastres. 
2.-Posibilitar una vida sana y segura.
3.-Promover la inclusión social, la no violencia y la paz.
4.-Construir una Cruz Roja fuerte para responder a las necesidades de las personas y colectivos vulnerables.
5.-Promover la Diplomacia Humanitaria para prevenir y reducir la vulnerabilidad.
6.-Funcionar con eficacia y eficiencia para atender a nuestro compromiso humanitario.